Aspirina para prevenir las enfermedades cardiovasculares

Actualmente hay pruebas científicas que demuestran que la aspirina en dosis baja es un remedio recomendable y eficaz en la prevención secundaria de las enfermedades cardiovasculares tales como un infarto de miocardio, un derrame cerebral o una enfermedad vascular del corazón. Además la aspirina reduce el riesgo de discapacidad física y muerte a causa de las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, su uso en la prevención primaria queda discutible.


Según los últimos datos no se recomienda el uso de la aspirina en dosis baja para la prevención primaria en las personas mayores (65-70 años), porque no solo las ventajas para tales personas no se han establecido, sino también se aumenta muy notablemente el riesgo de un sangrado peligroso en el cerebro o el estómago. Es posible recomendar el uso de la aspirina en dosis baja para la prevención primaria a las personas del grupo de riesgo solo después de haber evaluado las ventajas y los riesgos personales de cada paciente en particular.

Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *